ENTREVISTA A RÓMULO ASSERETO

Eduardo Marchena Siverio

 Imágenes de Ricardo Campana Wissar

 

Uno de los actores fetiche de Juan Carlos Fisher es, sin duda, el talantoso Rómulo Assereto. En los últimos años, su contundente presencia en algunas de las más importantes producciones de cine, teatro y televisisón lo están consolidando como un referente de las artes escénicas peruanas. En esta temporada, sube a las tablas para interpretar a uno de los traidores más famosos de la historia, Judas Iscariote, integrado a un elenco de primer nivel en el que destacan Norma Martínez, Miguel Iza y los célebres hermanos Velásquez. La obra, de Stephen Adly Guirgis, nos invita a explorar hasta qué punto somos capaces de perdonar y perdonarnos mientras dibuja en el escenario a un Judas humano que nos conmueve desde la primera escena. A pesar del implacable acoso de la prensa, Assereto no tuvo problemas en concedernos algunos minutos para la entrevista que presentamos a continuación.


Estamos en la conferencia de prensa de “Los últimos días de Judas Iscariote”, en la Plaza Isil. Acabamos de ver media hora de escenas, todo el primer acto. Nos acercamos al actor con algo de dificultad. Al ser el protagonista, la mayoría de los periodistas se ha concentrado alrederor de él. Apenas logro abordarlo y presentarme, noto que suda por el calor de los reflectores. A pesar del inconveniente, no pierde su buena disposición y acepta sonriente concedernos algunos minutos.


¿Podrías definirme a tu personaje en una sola palabra? ¡En una sola palabra!

Si quieres, en más de una. Lo primero que pase por tu mente… Redención. Él es alguien que busca perdón.

Imagino que fueron muchas las razones que te llevaron a embarcarte en este proyecto, pero me gustaría saber cuál fue la más importante. Es una obra muy bien escrita. Es divertida, interesante y conmovedora. Tiene elementos de drama y de comedia. La dramaturgia es buena.

¿Cuál, dirías tú, ha sido el rasgo característico del estilo de trabajo de Juan Carlos Fisher en esta puesta en particular? Juan Carlos es muy trabajador.

Y tú eres su hermano de la vida, así te describió cuando lo entrevisté. Bueno, somos hermanos, trabajamos juntos desde hace mucho. Creo que es la obra número 16 que traducimos. Este es el onceavo proyecto que hacemos juntos…

¿Desde 2-16? Sí. Cuando él todavía estaba en la Universidad.

Él dice, abiertamente, que Norma Martínez es su musa. Tal como me la describió él, me parecía que estaba hablando de una versión femenina de Rómulo Assereto y se lo dije… ¿A sí?  [Ríe]

Yo leí sobre él y lo entrevisté durante más de 45 minutos y me di cuenta de que, si bien aprecia muchísimo a todos los actores y actrices con los que trabaja, a ti y a Norma como que los tiene en un lugar especial. Bueno, yo también lo tengo en un lugar súper especial a Juan Carlos. Es un súper director, mi compañero de trabajo. Me encanta trabajar con él.

Me gustaría escuchar, en tus palabras, une breve descripción de la obra.  Es una obra que habla sobre el perdón. Habla sobre el infierno, pero no como lo describe la Biblia. Habla del infierno como un estado personal, emocional.

En las escenas que hemos visto apareces descalzo… Es parte de la propuesta. Judas y Jesús aparecen descalzos. En el caso de Judas, hablamos de un personaje en estado catatónico.

¿Tal vez, de vulnerabilidad? Sí.

Ese detalle me llamó la atención. Me pareció un toque interesante en la apariencia del personaje. Usa terno, está en un club nocturno, pero con los pies descalzos… Y con una cerveza en la mano. En la puesta se produce una mezcla de elementos tradicionales bíblicos, pero con indumentaria moderna. Puedo estar vestido así y con los pies descalzos, pero con una cerveza…

¡Y tomándotela con el diablo!... ¡Y ese diablo está vestido de Gucci! [se refiere al personaje interpretado por Miguel Iza]

Me gustó tu trabajo en Los Exitosos Góme$. Gracias.

Por un lado, creo que desarrollas la parte caricaturesca del homosexual, pero con dignidad y profundidad. Bueno, no creo que eso, la orientación sexual, sea esencial en un personaje.

Me refiero a que tomas algunos elementos del estereotipo, pero de tal forma que cualquiera se podría identificar… Pues sí, ante todo es un chico normal que, como todos, tiene inseguridades.

¡Exacto! Inseguridades, temores.

Te voy a mencionar algunos nombres. Por favor, dime qué es lo primero que pasa por tu mente.

Norma Martínez… Mi amiga.

Ella se refirió a ti  como “un intimo”… ¡Mi amiga del alma![los dos reímos]

Mario Velásquez… Mi padrino.

Ricardo Velásquez… Un hermano del alma.

Diego Bertie… Gran amigo, compañero, un tipo muy divertido. Compañero de trabajo y de fiesta.

Alberto Ísola… Un ejemplo.

Juan Carlos Fisher… ¡Hermano!


¿Cuál es tu  próximo proyecto? Después de esto, volvemos a estrenar…

¿Otra vez, con Fisher? Sí. Se trata de una comedia de enredos en el San Agustín. Se llama ¿Y dónde está el tenor? Eso es para principios de mayo.

¿Existe alguna rama de las artes escénicas que todavía no hayas experimentado? Creo que me gustaría bailar…

¿Una obra musical? Sí. Cantar y bailar.

¿Qué consejo le darías a un actor o actriz que recién inicia su carrera? Que trabaje, que trate de estudiar de prepararse. No esperar a que lo llamen, generar sus propios proyectos. Siempre estar haciendo cosas. Este trabajo es un oficio. Hay que “hacer”.

¡Muchísimas gracias! Gracias.


Inicio | Contacto

.