ENTREVISTA A RICARDO VELÁSQUEZ

Eduardo Marchena Siverio

 Imágenes de Ricardo Campana Wissar

 

La última vez que los tres hermanos Velásquez compartieron un escenario fue en la obra teatral En Casa / en Kabul. Esta temporada, integrados a un elenco de primer nivel bajo la dirección de Juan Carlos Fisher, suben juntos por segunda vez a las tablas para participar en “Los últimos días de Judas Iscariote”. En esta oportunidad, logramos acercarnos a Ricardo Velásquez, quien al igual que sus hermanos puede decir que tiene una de las carreras más solidas en la escena nacional con una importante presencia del cine, teatro y televisión. Interpreta, entre otros papeles, el de un indolente juez del purgatorio que, debido a la férrea insistencia de una abogada (Norma Martínez), se ve obligado a reabrir uno de los casos más famosos de la historia, el juicio a Judas Iscariote. 


Estamos en la conferencia de prensa de “Los últimos días de Judas Iscariote”, en la Plaza Isil. Acabamos de ver media hora de escenas, todo el primer acto. Nos acercamos al actor apenas termina de contestar las preuntas de una periodista. Me presento rápidamente y comenzamos:

¿Podrías definir a tu personaje en una sola palabra? ¡Difícil!...

O en pocas palabras… Él personifica al estereotipo del juez ejecutivo y poco consciente.


Imagino que fueron muchas las razones que te llevaron a embarcarte en este proyecto, pero me gustaría saber cuál fue la más importante. La obra es extraña y difícil. El equipo con el que trabajo, director y elenco, es un equipo “de puta madre”.

Cuando veía las escenas me decía a mi mismo que para catalogar esta obra el término “tragicomedia” resultaría muy limitado. No te quisiera dar muchas pistas. En realidad, lo que hemos mostrado es el primer acto, donde hay un evidente tono de comedia, pero lo que sigue es mucho más dramático. En el segundo acto, la cosa va cambiando. Más que una comedia o un drama,  es un viaje inteligente del autor para llegar a un Judas humano y a un concepto de perdón y de humanidad.

¿Cuál, dirías tú, ha sido el rasgo característico del estilo de trabajo de Juan Carlos Fisher en esta puesta en particular? Es un director al que yo he visto “nacer”. Yo lo he conocido cuando hacía sus primeros trabajos como asistente de dirección. Él ha avanzado mucho y se informa mucho. Siempre está muy informado sobre lo que quiere hacer. Lee mucho teatro, algo que no es usual entre la gente misma del teatro. Sabe aprovechar a la gente con la que trabaja, sabe ponerlos al servicio de la obra. Siempre está aprendiendo.

Me gustaría escuchar, en tus palabras, une breve descripción de la obra. El autor recurre a un espacio ficticio o virtual, el purgatorio, para enjuiciar a Judas. Lo hace incluso después de que la historia ya lo enjuició y catalogó como el gran traidor. Él quiere revisar ese concepto. Nosotros estamos apostando a que el Judas con el que terminamos sensibilice al público y lo haga reflexionar sobre lo que es, realmente, el perdón. La obra nos muestra cómo, si uno no sabe perdonarse, si uno no está tranquilo y feliz consigo mismo, difícilmente, podrá estar tranquilo y feliz con otros o lograr ser “no culpable”.

Me sorprendió gratamente verlos a los tres en la misma obra. La primera vez fue por En casa / en Kabul ¿no? Sí, en teatro. En televisión actuamos juntos en una misma producción hace veinte años.

Incluso El Comercio les dedicó a los tres una portada de Luces durante la temporada. Lo recuerdo porque ese día entrevisté a Jimena Lindo y ella, igual que yo, tenía un ejemplar. Sí.

Tu personaje es el afgano mayor que escucha música occidental, por primera vez en mucho tiempo, y se pone a llorar. Sí, así es.

Felicitaciones. Ese personaje y esa escena en particular me conmovieron mucho. Gracias, me alegro.  

Te voy a mencionar algunos nombres. Por favor, dime qué es lo primero que pasa por tu mente.

Paul Vega… Un compañero.

Melania Urbina… Una gran actriz

Miguel Iza… Mi amigo.

Norma Martínez… Carácter.

Juan Carlos Fisher… Escucha.


¿Cuál es tu  próximo proyecto? Después de esta temporada viene La Señorita Julia. Yo estaré en la siguiente, creo que se llama Por accidente, bajo la dirección de Marisol Palacios.

¿Existe alguna rama de las artes escénicas que todavía no hayas experimentado? Sí, me gustaría coreografiar. Me gustaría entrar a la danza. Estoy un poco viejo para hacer estudios académicos, pero me gustaría explorar la danza como director.

Rómulo Assereto me dijo que también quiere explorar la danza. ¡Pero el tiene un cuerpo feo! [Bromea, los dos reímos].

Lo que me gusta de ustedes [los actores] es que siempre están probando o buscando cosas nuevas dentro del campo de las artes escénicas. He entrevistado actores y actrices de distintas edades y casi todos están siempre buscando cosas nuevas. Creo que esa debería ser una actitud constante. Todo lo que se ve e escena es algo “vivo” y vive sólo en ese momento. Por eso, tienes que seguir imaginándote cuán vivo puede ser y cómo puedes continuar generando vida. Es muy importante informarse continuamente y procesar la información, no sólo acumular información como sucede al usar Internet.

¿Qué consejo le darías a un actor o actriz que recién inicia su carrera? Escuchar.

¿Saber escuchar? Sí. Es lo más importante para el actor. Escuchar en escena para que el momento sea “presente”.

¡Muchas gracias! Gracias.

 

Inicio | Contacto

.