ENTREVISTA A VANESSA SABA


Eduardo Marchena Siverio

Imágenes de ricardo Campana Wissar

Pocas semanas después de terminar la temporada de “Entonces Alicia cayó”, la destacada actriz vuelve a subir a las tablas para protagonizar una ambiciosa puesta en escena a cargo de Plan 9, “En la otra habitación (o la obra del vibrador)”, una conmovedora historia sobre el amor y la naturaleza del matrimonio que nos transporta al Nueva York de 1880. En esta oportunidad, Vanessa Saba encarna a la devota esposa del Dr. Givings, un honorable científico e inventor que se especializa en tratar la “histeria femenina” a través de un dudoso aparato eléctrico (inventado por él mismo). La señora  Givings, a quien Saba logra imprimir un carácter dulce y perturbador a la vez, es una joven mujer que ignora lo que sucede en el consultorio de su marido. Su vida transcurre entre la frustración por no poder dar de lactar a su bebé y la obsesión por mantener en estricto orden su hogar victoriano.


Defíneme a tu personaje en una sola palabra.

Ella es ansiosa.

Ahora sí, en la cantidad de palabras que quieras, descríbemela.

Ansiosa, pero también encantadora y demandante.  Es una esposa que no tiene nada más que hacer con su vida. No se siente bien. Ordena y reordena las cosas de su casa. En esa época [las mujeres] se sentaban a bordar, tocaban el piano, conversaban. No puede darle de lactar a su propio bebé y el marido nunca está.

Existe una constante presencia de prejuicios sobre la mujer que notan en las escenas, algo propio de la época.

¿Prejuicios?

Me refiero a que el guión captura la mentalidad de la época. Las mujeres siempre aparecen sometidas y son subestimadas por sus maridos. Las mujeres aparecen como “niñas eternas”, siempre bajo la tutela de esposos que las tratan como a hijas.

Una “niña eterna”, sí. La mentalidad de la época.

Se trata de ideas denigrantes, pero lo que me llamó la atención fue la forma fresca, y hasta simpática, en la que tales ideas se muestran. Supongo que allí está la destreza de la guionista…

Sí, claro. Mi personaje se define como “esposa de alguien”.

La obra se presenta como una comedia, pero…

En el fondo es una tragicomedia, porque las cosas por las que pasan los personajes no son nada  cómicas. Todos están sufriendo.


Pero es un sufrimiento no resulta chocante…

Eso es lo bonito de la obra.

El espectador la siente como comedia…

Sientes que ves una comedia, pero poco a poco, sin darte cuenta, vas a captar ese sufrimiento. La  escritora tiene talento para presentar con ligereza y mucho humor temas serios.

Y hay crítica social…

Hay crítica social, definitivamente.

Define a la guionista, Sarah Ruhl, en una palabra.

Ella es lúdica, mucho fuego y dulzura. Ella es muy inteligente.

El director…

Él es muy estimulante. Fue un proceso muy bonito, crea espacios en los que puedes explorar.

Norma [Martínez] lo describió como alguien relajado en el mejor sentido de la palabra…

Él es relajado y eso es muy bueno. Hace que el ambiente sea propicio. Como has visto en las escenas, mi personaje habla mucho y muy rápido. David [Carrillo] me dijo que debía a ser así. Al comienzo de los ensayos, le pedí que me dejara hacerlo lento para tomarme mi tiempo y procesar las sensaciones. Él te permite trabajar en paz y con calma para llegar a lo que se necesita.

Háblame de tus próximos proyectos.

Tal vez haga algún musical.

¿Con Juan Carlos Fisher?

No, en el Teatro Británico. Creo que todavía se está concretando para fines del próximo año.

La última vez que conversamos, me quedé con las ganas de preguntarte por tu carrera musical…

Bueno, no hay nada nuevo, por ahora. Creo que el disco se sigue vendiendo en algunas tiendas. Intenté escribir alguna canción que me gustara, pero no hice nada que me dejara satisfecha.

Hace un par de horas me puse a releer la entrevista que le hice a tu hermana el año pasado. Entre las múltiples cosas que hacía, estaba estudiando canto…

Sí, con una profesora muy buena. Está muy feliz con eso y ha mejorado muy montón, ensaya mucho.

También me contó que tú cantabas desde chica y que ella te había ido a ver cantar en el colegio…
Yo cantaba en el coro del colegio.

¿Zarzuelas?

Sí. Teníamos un grupo. Mi papá lo llamaba “La zarzuela clandestina” [risas].

Recuerdo que me dijiste que había una posibilidad de hacer cine.

Estoy escribiendo algo con Frank [Pérez Garland].

Preguntaba porque [Alberto] Fuget estuvo aquí hace poco…

Sí, Fuget dice que ojalá para el otro año se pueda hacer algo...

Imagino que seguirás siendo la primera en su lista para Sudor

Esperemos [risas]. Llegamos a conversar. Me dijo que espera que se pueda hacer el próximo año. Él hace tantas cosas al mismo tiempo que no podemos estar seguros.

¿Si pudieras pedirle un deseo a la ministra de cultura, en materia de políticas para el teatro, cuál sería?

Es una excelente pregunta y no tengo la respuesta. Mi hermana sí, porque está estudiando gestión cultural.

¿Dios mío, cuántas cosas hace tu hermana al mismo tiempo? [Los dos reímos]

Creo que han hecho una reunión con gente de teatro para ver lo que sucede y examinar la
problemática. Creo que es un buen punto de partida. En otros países el gobierno financia el teatro y lo fomenta a través de premios.

 

ARGUMENTO DE LA OBRA

 

Nueva york, 1880. En un hogar victoriano aparentemente perfecto, el Dr. Givings, científico y honorable caballero, ha inventado un extraordinario nuevo aparato para dar tratamiento médico a la “histeria” femenina: el vibrador. Apartada del laboratorio del doctor, su joven esposa intenta atender a su bebé recién nacida mientras se pregunta qué es exactamente lo que sucede tras la puerta del consultorio de su marido. Cuando una nueva paciente “histérica” y su esposo traen consigo todos sus problemas conyugales al hogar del doctor, los Givings deberán examinar la naturaleza de su propio matrimonio y lo que significa verdaderamente amar a alguien.

 

La cita es de jueves a Lunes a las 8:00 p.m.  (Domingos a las 7:00 p.m.)

 

Elenco:

 

Vanessa Saba, Leonardo Torres Vilar, Norma Martínez, Nicolás Fantinato,

Grapa, Malena Romero y Claudio Calmet.

 

La obra estará en preventa a S/. 15 soles sólo hasta el 28 de setiembre, y se presentará en el renovado Teatro Larco (Av. Larco 1036. Miraflores). La temporada va de jueves a lunes a las 8pm. , domingos 7 pm. Entradas a la venta en Teleticket.

 

PREVENTA

 

S/. 15.00 sólo hasta el 28 de setiembre.

 

De jueves a domingo

Entrada general: S/.40.00 | Estudiantes: S/. 20.00

 

Lunes populares

Entrada general: S/. 30.00 | Estudiantes: S/. 15.00

 

Inicio | Contacto

.