ENTREVISTA A PAUL MARTIN

 

 

Eduardo Marchena Siverio

Imágenes de Ricardo Campana Wissar

 

Su notable carrera en teatro y televisión lo ha convertido en un referente de las artes escénicas peruanas. Esta temporada, bajo la dirección del reconocido Juan Carlos Fisher, Paul Martin asume el reto de encarnar al hermano de un joven escritor que, tras ser testigo de la penosa muerte de amigos y conocidos contagiados por una misteriosa enfermedad que está matando a los miembros de la comunidad gay, decide luchar contra la ignorancia y la indiferencia de la sociedad. Se trata de “Corazón Normal”, una puesta del Teatro La Plaza que seguramente será recordada como una de las más importantes (y conmovedoras) del  año.

Si tuvieras que definir a tu personaje en una sola palabra, ¿cuál elegirías?

Buena pregunta. Creo que… intenso.

Ahora sí, en la cantidad de palabras que quieras, descríbelo…

Ben Weeks es el hermano mayor de Ned, un escritor que se preocupa por mostrarle al mundo lo que está pasando con el VIH, hacer entender a todos que es un problema mucho más grave de lo que los demás creen. Emprende una lucha constante contra la sociedad, los doctores, la Iglesia y contra su propia familia. Quiere que todos entiendan que lo que se viene es algo muy fuerte, pero nadie le hace caso. Mi personaje le brinda ayuda, pero a cuenta gotas. Se va a dar un proceso  en el que poco a poco se va involucrando más.

Por lo que he podido ver, los hermanos tienen una relación muy cordial que se va a poner a prueba durante la obra…

Sí, claro…


¿Te identificas en algo con él?

Bueno, sí y no…

Todos tenemos momentos en los que debemos poner a prueba nuestras convicciones y nuestro carácter, saber de qué estamos hechos…

Todos los personajes parten de uno mismo. Hacer el papel de malo si no eres malo, es decir, si no sacas tu propia maldad, es como falso. Debes sacar lo tuyo y pasarlo por un filtro hacia el personaje.


Si tuvieras que quedarte con una característica del estilo de trabajo de Juan Carlos Fisher, ¿cuál sería?

Minucioso, auminuciosidad…

Me gustaría escuchar una breve descripción de esta obra en tus palabras…

Es una obra sumamente intensa que dice cosas importantes de un tema que va mucho más allá de la homosexualidad. Es un tema muy humano. Además, está tan bien escrita que es considerada una de las cien mejores obras de la historia del teatro. Ha ganado premios, es una obra de peso completo. Cuando terminamos la primera lectura, todos nos quedamos como veinte segundos en silencio…

Pocas veces he visto escenas tan poderosas y conmovedoras en una puesta. Es una obra que impacta…

Sí, claro, es bien intensa…

¿Cuál fue la principal razón por la que decidiste embarcarte en este proyecto?

Nunca antes había trabajado en La Plaza [risas]…

¿En serio?

Sí, ésta es la primera vez. Este teatro siempre me gustó…

Yo hubiera jurado que alguna vez trabajaste aquí, es decir, te hemos visto trabajar tantas veces en tantos lugares, tienes una carrera amplia…

Había trabajado en casi todos los teatros, menos en este. Era algo que estaba pendiente y también quería trabajar con Juan Carlos Fisher. He visto sus puestas y veo que el trabajo que hace es de mucha calidad.

Hace años, cuando lo entrevisté, me dijo que solía dar libertad a sus actores para proponer…

Sí, claro…

Él me comentó que sólo trabajaba con actores que fueran muy inteligentes, justamente, porque esperaba que ellos propusieran…

Sí, él confía mucho en sus actores y eso, para un actor, es bueno. Es una responsabilidad, no puedes traicionar esa confianza…

Un desafío interesante…

Exacto, sí…

Te voy a mencionar algunos nombres. Por favor, dime qué es lo primero que pasa por tu mente…

Paul Vega… Compañero de trabajo inteligente y que ha hecho grandes personajes en teatro…

Cristian Rivero… Un amigo, una persona alegre…

Sofía Rocha… Talento enorme…

Rómulo Assereto… Excelente actor…


¿Cuál es tu próximo proyecto?

Estamos terminando con Vacaciones en Grecia. Iniciaremos la segunda temporada de El guachimán en unos quince o veinte días…

¿Y en teatro?

Hay algunos proyectos, pero los estoy aguantando un poco. La verdad, quiero compartir un poco más de tiempo con mi hijo. El año pasado, hice varias obras de teatro y no he podido pasar mucho tiempo con él. Hace como dos años que no paro de hacer teatro…

Con el teatro los horarios son especialmente complicados, ¿no?

Sí, extraño no estar por las noches para verlo acostarse…

Y la noche es la parte más ocupada del día para el actor de teatro…

Sí. Además, yo salgo tempranito para grabar, cuando él está dormido. Hoy he salido a las 7:30 de la mañana de mi casa. Por lo general, llego como a las 11 de la noche. Grabamos en El Callao y  luego me voy para la función de teatro. Al final nunca lo veo…

¿Existe algún personaje que te llame la atención y que te gustaría interpretar en un futuro?

No tengo en mente uno en particular. Me gustaría hacer personajes diferentes a lo cotidiano, personajes que pasen por emociones intensas…

Finalmente, ¿qué consejo le darías a un actor o actriz que recién comienza su carrera?

Que se meta con zapatos y todo, que no dude. Cuando quieres lograr algo, tienes que meterte con todo. Hay gente que no está segura de lo que quiere. Si uno se arriesga y se mete con todo se va a dar cuenta pronto de si es lo suyo o no.


Sobre Corazón Normal:

Una enfermedad desconocida para la medicina moderna está matando a todos los miembros de la comunidad gay en el corazón de una intolerante Nueva York de 1982. El gobierno no tiene definida una política para enfrentar problemas de ciudadanos a los que, en muchos aspectos,  considera inexistentes y a los medios, simplemente, no les interesa hablar del asunto. El alcalde, un hombre soltero, tiene miedo de ser percibido como “amigo de homosexuales” por la opinión pública y los propios homosexuales no parecen estar lo suficientemente organizados como para hacer algo… salvo morir. En medio de este infierno, Ned Week, un joven escritor testigo de la penosa muerte de amigos y conocidos contagiados, decide luchar contra la ignorancia y la indiferencia.

Bajo la dirección del notable Juan Carlos Fisher, la obra reúne un elenco de primer nivel conformado por Rómulo Assereto, Paul Vega, Sofía Rocha, Paul Martin, Raúl Zuazo, Gonzalo Molina, Cristian Rivero, Fernando Luque. La cita es en el Teatro La PLaza desde este 14 de febrero de jueves a martes a las 8 p.m. (domingos a las 7 p.m.). Lunes y martes populares.

 

Inicio | Contacto

.