ENTREVISTA A OMAR GARCÍA

 

Rony Vallejos

Imágenes de Rony Vallejos y Ricardo Campana Wissar

 

“Es hermoso, hermoso sentir que el público se lleva algo, importa que la gente se vaya movida, pensando en su amor, su odio, su deseo”. Así de apasionado nos habló Omar García,  uno de los protagonistas de “Deseo bajo los olmos”, una obra del destacado premio nobel de literatura Eugene O’Neill llevada a las tablas por el Teatro Británico bajo la dirección de Marisol Palacios.

Omar nos comentó acerca de la obra y su participación en ella, también nos habló de los proyectos en los cuales lo veremos próximamente.

¿Cómo definirías esta obra?

La obra es originalmente un melodrama escrito a principios del siglo XX. Es una obra de un dramaturgo con mucho cuidado en el texto, con mucha poesía y difícil de montar hoy porque el texto es más clásico, al igual que el escenario y la trama. Si no la cuidáramos un poquito, si no buscáramos hacerla muy real, podríamos hacer un melodrama insoportable; pero creo que lo estamos logrando, estamos trabajando para conseguir todo lo contrario. Es una obra donde se habla de la tragedia del deseo; que no es una tragedia pero puede serlo si es que el deseo te gana, te atrapa y te envuelve. La tragedia de la posesión, de la búsqueda de la posesión, de la ambición, del poder que te gana, te consume, y al mismo tiempo del amor.

Cuéntanos acerca de tu personaje

Eben es un joven de 26 años, un hombre del campo; ha crecido y vivido en el campo. Seguramente solo tiene secundaria completa, acabó en el colegio del pueblo y se ha dedicado básicamente  a las labores de la chacra y de la casa. Vivía con su madre y con su padre en esta granja. Pero ahora él vive resentido con su padre, lo odia, le guarda rencor porque él siente que la muerte de su madre es culpa de ese señor. Su madre murió joven. Su padre la hacía trabajar como una esclava -es lo que él cree verdad- la maltrató, no le daba amor, no la cuidaba y encima la granja que era de ella, se la quitó; esa es la versión que él tiene. Su mamá le decía que esa granja era suya y que el viejo se la robó con artimañas. Entonces su madre murió, muy joven, cuando él era un adolescente. Eben ha crecido acumulando el rencor y ha esperado el momento para vengarse y recuperar la granja de su madre, para devolverle el honor y honrar su memoria y así pueda ella descansar tranquila en la tumba. Para eso él espera hasta que el viejo muera para quedarse con la granja o hasta encontrar la oportunidad de que algo pase. Esa es su vida, es un tipo que está estancado en el deseo de poseer y recuperar algo que le pertenecía a él y a su madre. No hizo nada por su vida, no se enamoró y se ha quedado allí, trabajando en la chacra, esperando, lleno de rencor y de odio.

Existe una relación bastante conflictiva y se desarrolla más con la aparición de Abbie, coméntanos un poco

Aparece el personaje de Tatiana, Abbie, que es la nueva mujer de ese señor, viene básicamente a quedarse con la granja, a casarse con él para luego tener la propiedad. Es un poco arribista. Eben se  dice: todo lo que he tenido que esperar para que esta mujer venga a robar lo que me pertenece, lo que era de mi madre. Entonces él decide odiarla,  deshacerse de ella. El problema era que él [Eben] no contaba con que Abbie era una mujer joven, hermosa y a él lo pone mal. Entonces la ve y se dice “no puede ser ella, me vuelve loco de deseo, como hago para odiarla, rechazarla, mantenerla lejos cuando me vuelve loco de deseo, si la amo, y deseo poseerla”. Se enamora, la desea y a la vez debe odiarla por la memoria de su madre. Entonces se genera un gran conflicto.

Cómo fue tu preparación para entrar en el personaje

Marisol es una directora que, como decía Tatiana [Astengo], te saca chispa y empieza a trabajar desde la verdad que tienes tú para darle un personaje. Para que sea de verdad, uno tiene que encontrar en su vida verdadera, hacer  un trabajo de exploración personal de cada texto, por qué lo dice, en qué se parece a tu vida, cuándo he escuchado o he dicho algo así. Es un proceso muy intenso y personalmente muy enriquecedor. Un entrenamiento muy fuerte al nivel actoral, Marisol te lleva al límite. Aparte, fuera de los trabajos diarios -han sido dos meses y medio de seis horas- en casa lees el texto, lo revisas, revisas las acciones para acabar de entender. También he bajado de peso para ser más joven, uno cuantos kilos.

Te hemos visto muchas veces en teatro y en televisión, ¿cuál te agrada más?

Disfruto ambas, pero creo que disfruto mucho más el escenario del teatro: el proceso, los seis meses de trabajo, los ensayos que son como entrenamientos físicos y vocales, un actor tiene que estar bien entrenado. El teatro es como un spa, te mantiene entrenado, sudado, conectado, trabajando con todo el cuerpo.

Y es muy grato escuchar los aplausos del público al final de la obra

Es hermoso, hermoso sentir que el público se lleva algo, no que tu estés bien o genial, importa que la gente se vaya movida, pensando en su amor, su odio, su deseo.

Vayamos a lo personal, al actor ¿qué proyectos se te vienen?

Estoy en este proyecto, luego empiezo a ensayar el  18 de marzo una comedia que se va a estrenar también aquí en julio que dirige Gustavo López,  es un proyecto que ganó aquí el concurso de dramaturgia en el Británico. También estoy ensayando desde ahorita un proceso de teatro testimonial que se estrenará en el teatro de la PUCP en octubre con Mariana de Althaus.

SOBRE LA OBRA:

Ephraim, un granjero de 70 años se ha casado con Abbie, una hermosa joven, generando problemas de herencia entre sus hijos. Eben, uno de ellos, decide recuperar lo que le pertenece. Le declara la guerra a su madrastra pero el plan fracasa: se enamoran y tienen un hijo. El conflicto llega a su punto más álgido cuando el egoísmo, la incapacidad de comunicarse y la necesidad de poseer, colisionan y forjan un futuro incierto en donde la soledad se vuelve protagonista.

Producción: Británico

Dirección: Marisol Palacios

Elenco: Tatiana Astengo, Omar García, Alberto Herrera, Alberick García y Emilram Cossio.

Estreno:  jueves 14 de marzo

Temporada: de jueves a lunes a las 8:00 pm

Entrada general: S/. 60 Jubilados: S/. 40 Estudiantes: S/. 30

Lunes populares: General: S/. 45 Jubilados: S/. 25 Estudiantes: S/. 20

Venta de entradas en Teleticket de Wong y en la boletería del Teatro Británico

 

 

 

Inicio | Contacto

.