BELLEZA EQUINA

Entrevista a Tati Alcántara

 

 

 

Eduardo Marchena Siverio

Imágenes de Ricardo Campana Wissar

 

Su reconocida trayectoria en varios de los musicales más destacados vistos sobre tablas peruanas la convierten en una verdadera maestra de la expresión corporal, algo que no pasó desapercibido por Jorge Chiarella al convocar al elenco de “Historia de un caballo”, adaptación para teatro de un cuento de León Tolstoi desarrollada y musicalizada por el dramaturgo Mark Rozovsky con la que el Teatro Británico cierra su temporada 2013. Tati Alcántara sube a las tablas para hacer gala de su  pericia como bailarina, esta vez, puesta al servicio de un montaje en el que los cuerpos de los actores son llevados a su límite.

 

Si tuvieras que definir a uno de tus personajes, la yegua, en una palabra, ¿cuál elegirías?

¿En una palabra?… fuerte.

Ahora, en la cantidad de palabras que desees, descríbemela…

Ella hace un recuento de toda su vida, en realidad, la vida de Patizanco, pero ella está metida ahí. Tiene una relación sentimental con él y está desde que es joven, la líder de la manada y luego la vemos vieja. Pasa por momentos de todo un poco, momentos súper fuertes, también momentos de juego, como toda joven. En realidad, es una metáfora de la vida de un humano en la vida de un animal. Hay momentos muy fuertes. Es bastante duro y bastante chocante pero, así es la historia y yo estoy bien contenta por pasar por todos estos procesos, por todos estos sentimientos.

Es un papel físicamente demandante para todo el elenco…

Bastante demandante

Y yo dije “Tati Alcántara tiene que estar aquí de todas maneras” [reímos]. Tienes toda una carrera como bailarina y profesora de danza…

Sí.

Aunque, me corregirás si me equivoco, normalmente no hay montajes así, tan físicamente demandantes con todo un elenco interpretando a un animal o a un conjunto de animales…

Exacto. Eso es lo diferente porque en otros montajes que en los que he estado han sido obras de Broadway que tienen canto, baile, algo súper exigente…


Esto es, en cierta forma, como un musical, ¿no?

Esto es un musical pero no es de Broadway. Yo tengo cuatro años haciendo musicales, pero esto es otra cosa porque es un animal, entonces no son los mismos movimientos a los que uno está acostumbrado.                                   

Aunque he visto que ustedes los copian bastante bien. Se siente real: veo caballos con sus gestos, sonidos y actitudes. Todo lo hacen con un mínimo de utilería…

Exacto, y ni siquiera pintados de caballos o disfrazados. Simplemente,  trabajamos corporalmente. Nosotros hemos investigado un montón sobre los caballos: cómo ellos relinchan, cómo se mueven, como se relacionan, como miran, todo…


Imagino que fueron muchas las razones por las que decidiste embarcarte en este proyecto, pero me gustaría saber cuál fue la principal…

Bueno, el maestro Coco Chiarella. Yo lo admiro mucho. Él es mi profesor y,  cuando me dijo, yo definitivamente y sin pensarlo, le dije que sí porque ser dirigido por él es una clase maestra todos los días.

Y, hablando de él, si tuvieras que quedarte con un rasgo de su personalidad o estilo de trabajo, ¿cuál sería?

Es un maestro, en todo sentido. Es un ejemplo a seguir, como persona, como maestro y como director de teatro.

Me gustaría escuchar una breve descripción de esta obra en tus palabras…

Bueno. La historia de un caballo… en realidad es una metáfora de la historia de un ser humano trasladada a los caballos. Pasa por momentos fuertes, momentos alegres y, sobre todo, te deja una enseñanza de vida. Hay bastante discriminación, bastantes momentos duros hacia el caballo como lo sucede con las personas y yo creo que lo que al final deja esta obra es que uno medite bien su forma de comportamiento con los demás seres humanos.


Algo que me llamó la atención en los cincuenta minutos que hemos visto es con cuánta facilidad vemos a caballos y seres humanos siendo víctimas y victimarios.

La violencia física es algo que hace que la obra sea universal. Los caballos reciben violencia y dan violencia; los humanos reciben violencia y dan violencia. En la segunda parte, como que todo se traslada a un ser humano, a un personaje humano. Es como un ciclo. Todo el mundo pasa por lo mismo en diferentes momentos de la vida.

Te voy a mencionar unos nombres. Por favor, dime lo primero que pase por tu mente…

Franklin Dávalos

Lo primero… talentoso

Stephanie Orúe

Linda [risas]

Oscar Carrillo

Un señor

Claudia Rúa

Alegre


¿Cuál es tu próximo proyecto?

Este año estoy conversando un proyecto para niños. No estoy muy segura. Sería en el mismo momento que éste. Estoy meditando para ver si voy a tener la energía de hacer dos montajes a la vez.

Continúas enseñando…

Sí. Estoy en la Escuela Escénica enseñando todo el año. Ahora tenemos la carrera profesional, que la hemos lanzado hace un año y medio, y estamos con eso y cursos libres.

Finalmente, si tuvieras que dar un consejo a un actor o actriz que inicia su carrera, ¿cuál sería?

Que sea muy perseverante y crea en su talento y que estudie, porque yo creo que es muy importante prepararse en todo sentido. Ahora los montajes requieren que cantes bailes y actúes, las tres cosas. Yo creo que es importante de que uno se prepare bastante.  

 

 

Sobre la obra…

 

Basada en un cuento León Tolstoi y adaptada para teatro por el dramaturgo Mark Rozovsky, Historia de un Caballo es un espectáculo que destaca por la intensidad de su contenido y la fortaleza física de actores que, sin otro recurso que sus propios cuerpos y mínimos apoyos de utilería, se convierten en una manada de caballos. Publicada en 1886 con el título de “Jolstomer: historia de un caballo”, la puesta narra desde la perspectiva de Patizanco, un extraordinario corcel,  días de gloria o desdicha, desde los juegos de una tierna infancia hasta una incomprendida vejez y el rechazo de los caballos de pedigrí, desgarradora metáfora sobre la condición humana que reflexiona en torno al tema de la pertenencia al grupo y la tolerancia hacia quienes se atreven a ser diferentes. Bajo la dirección de Jorge Chiarella y con un elenco en el que destacan Franklin Dávalos, Tati Alcántara, Óscar Carrillo y Stephanie Orúe, “Historia de un caballo” es también un logrado musical que nos transporta a la Rusia del siglo XIX con interpretaciones en vivo de Fernando de Lucchi, César Sánchez, María Tuzlukova e Igor De la Cruz.

 

 

Jorge Chiarella Krüger, director de la obra, nos comenta:

 

Hay momentos en que no provoca especular. La obra es simple, directa, profunda, emotiva, fascinante. Lo dice todo, se entiende todo y queda grabada para siempre. La dirigí en 1997 y  ahora, dieciséis años después, el Teatro Británico apuesta por Historia de un caballo, pues, como los grandes clásicos, la obra tiene más vigencia y se hace más necesaria que nunca. Con la actuación de un brillante Franklin Dávalos en el rol estelar y un elenco totalmente renovado de más de 20 intérpretes actorales y musicales, hoy, ustedes y nosotros disfrutaremos juntos esta maravillosa experiencia teatral.

Nuestro poeta Washington Delgado escribió en 1997 acerca del cuento sobre el que se basa esta estupenda adaptación para teatro de Rozovsky, y pieza original de León Tolstoi … “El arte supremo de León Tolstoi, le permite ser, al mismo tiempo, objetivo y subjetivo. Muestra con precisión y belleza las cosas más nimias, la cacería de un lobo o el gorro de un personaje, y también el mundo interior de sus héroes, grande o pequeños. Un caso así es el de Jolstomer (Historia de un caballo) donde narra la vida de un animal, un caballo viejo, mostrando no solo los aspectos externos de su vida sino también su mundo interior, sus apetencias, sus frustraciones y dolores de tal modo que el caballo se vuelve un ser humanísimo y conmovedor.”

Romain Rolland, dramaturgo francés, Premio Nobel de Literatura 1915, ha dicho que Jolstomer es una de las obras más portentosas de León Tolstoi y debo confesar que es de las que más me han emocionado y gratificado espiritualmente, sobre todo por la forma tan sensible como aborda el comportamiento humano desde un ángulo alejado, desde la perspectiva de un caballo.

 

FICHA TÉCNICA:

Elenco: Franklin Dávalos, Tati Alcántara, Mariano Sabato, Óscar Carrillo, Stephanie Orúe, Jean Pierre Vismara, Leslie Guillén, Janncarlo Torrese, Claudia Rúa, Armando Machuca, Pedro Olórtegui, Mijail Garvich, Lucía Rúa, Carlos Casella, Renato Medina y Juan Carlos Morón.

Dirección: Jorge Chiarella

Dirección musical: Fernando de Lucchi

Músicos: Fernando de Lucchi, César Sánchez, María Tuzlukova e Igor De la Cruz

Lugar: Teatro Británico 527, Miraflores

Temporada: de jueves a lunes a las 8:00 pm

Entrada general: General S/. 60 - Jubilados S/. 40 - Estudiantes S/. 30

Lunes populares: General S/. 45 - Jubilados S/. 25 Estudiantes S/. 20

 

Venta de entradas en Teleticket de Wong y en la boletería del teatro

Informes: 615-3610

Inicio | Contacto

.