TRES DÉCADAS SOBRE LAS TABLAS

Entrevista a Tatiana Espinoza

 

Eduardo Marchena Siverio

Imágenes de Ricardo Campana Wissar

 

Su rostro nos es más que familiar y su reconocida trayectoria refleja su pericia interpretativa. En esta oportunidad, Tatiana Espinoza se suma al elenco de “Al otro lado de la cerca”, obra que le valió a August Wilson el Pulitzer y cuatro premios Tony. La historia explora la naturaleza de la discriminación, la desigualdad social y los conflictos de familia en Estados Unidos durante la década de 1950. 

Si tuvieras que definir a tu personaje en una sola palabra, ¿qué palabra elegirías?

Esperanza…

Ahora, en la cantidad de palabras que quieras, ¿podrías presentármela?

Esperanza, resiliencia. Ella se reconstruye continuamente, supera la adversidad.


De todos los motivos que, imagino, tuviste para decidir embarcarte en este proyecto, ¿cuál fue la principal?

Definitivamente, la temática: una obra hecha por afroamericanos, escrita para ellos y actuada íntegramente por ellos. Creo que es la primera vez que se realiza un proyecto de esta naturaleza en el Perú. Para mí, esa característica fue un primer elemento de seducción…

Me gustaría escuchar una descripción de esta obra en tus palabras…

Esta es una obra “completa”, como las clásicas. Parte de un conflicto personal que luego trasciende a lo personal. Pasan como diez años en la historia de esta familia.

Diez años decisivos en la historia social de Estados Unidos, la década de 1950, un punto de inflexión en el desarrollo de los derechos civiles…

Sí, así es. Los eventos de la vida misma y la sociedad hacen cambiar a los personajes. Mi personaje cambia luego de una traición de su esposo. Ella es como el eje, el ancla de la familia. El esposo la traiciona y la maltrata, pero ella sigue adelante. Trabajo con varias de mis identidades: mi condición de mujer, mi condición de afroperuana…


Y opera una doble discriminación: de una raza a otra y de hombres a mujeres. Se habla del racismo, pero también el machismo.

Así es…

Aunque no lo vimos en los fragmentos de esta mañana, tengo entendido que el conflicto es entre un hijo que desea integrarse a las ligas mayores de baseball de blancos y un padre que intenta impedírselo…

El hijo desea jugar baseball para poder estudiar en la universidad. Para un afroamericano de  aquella época la manera de ir a la universidad era a través del deporte. Era muy difícil hacerlo que cualquier otra forma…

¿Cuál, dirías tú, es el rasgo más importante del estilo de trabajo del director?

La forma de validar lo que tú produces en escena. Mira profundamente lo que puedes aportar en escena y lo toma con mucha generosidad.


¿Existe alguna rama de las artes escénicas que todavía no experimentas y te gustaría explorar?

Me encantaría hacer cosas básicas, elementales y bonitas como el mimo…

Sería como volver a los orígenes. Me refiero a que el tema del mimo es una de las primeras cosas que estudian los actores en el proceso de su formación…

Sí, dibujar y crear en el aire un objeto imaginario…

¿Qué tipo de personaje te gusta más interpretar?

Los personajes fuertes, como en “Madre coraje”, los clásicos…

¿Cuál es tu siguiente proyecto?

En televisión está por salir una producción sobre la vida de Lucía de la Cruz…

Parece que las historias de personajes famosos siguen estando de moda en la televisión peruana…

Creo que un poco menos que antes, pero todavía hay interés…

Me da la impresión que trabajas más en televisión que en teatro…

También he trabajado en el Teatro Nacional y en el Teatro de la Universidad Católica. Estoy cumpliendo treinta años de actividad artística.

 

La cita es en teatro del MALI (Auditorio AFP Integra) los días viernes, sábados y lunes a las 8pm (domingos a las 7pm). Entradas a la venta en Teleticket de Wong y Metro.
Inicio | Contacto

.