ENTRE LA SANTIDAD Y EL DESEO

Entrevista a Vania Accinelli

 

Eduardo Marchena Siverio

Imágenes de Ricardo Campana Wissar

 

Su talento le significó el derecho a un lugar entre figuras de la talla de Alfonso Santistevan y Ana Cecilia Natteri. Integrada a un elenco de primera línea bajo la dirección de Marian Gubbins,  participa en el montaje de “Fausto”, una de las obras emblemáticas del insigne Johan Wolfgang von Goethe. Sobre las tablas del Teatro La Plaza, Vania Accinelli asume el reto de dar vida a Margarita, una bella joven que intenta sobrevivir al eterno conflicto entre las pulsiones del individuo y las convenciones de la sociedad.

 

Si tuvieras que definir a tu personaje en una sola palabra, ¿cuál elegirías?

Inocencia…

Ahora, en la cantidad de palabras que gustes, preséntamela…

Margarita es la “hija del pueblo”. Es una niña dulce y tranquila. Cree mucho en Dios, obedece  y hace siempre lo que se supone que es lo correcto. Es como la mujer “ejemplar” o “ideal” del siglo XIX.

Tu personaje experimenta una especie de quiebre en el transcurso de la historia, ¿verdad?

Sí, abordamos el tema del sentido de la vida, Dios, y aquello que es correcto o no. El tema del pecado y la tentación están presentes. Es como una mujer ejemplo de las reglas de su época: Alemania en el siglo XIX. Cuando se enamora de Fausto, cambian muchas cosas. Bueno, el amor lo cambia todo [risas].


¿Cuál es su principal cambio?

Empieza a conocer un mundo que no conocía y estos deseos “incorrectos” contra los que intentará luchar.

El tema del conflicto ante deseo también está presente a la vida de Fausto…

Sí, los temas de Dios, el pecado o la tentación están allí. Ella descubre que uno puede desear cosas que no necesariamente están bien o son correctas para le época o para la Iglesia.


Si tuvieras que quedarte con  un rasgo del estilo de trabajo de la directora, ¿cuál sería?

Paciencia…

Un rasgo del que no muchos directores pueden alardear…

Sí [risas]. Hay momentos en los que uno se desespera…

Como en los días previos a la fecha del estreno…

Sí [más risas], pero Marian [Gubbins] es muy paciente con todos nosotros. Siento que hemos caminado juntas. Nos hemos entendido. Ella, como directora, puede tener una visión que no necesariamente es la misma que yo tengo como actriz. Ella supo cómo equilibrar eso. Me he sentido en muy buenas manos.

¿Cuál fue la principal razón por la que decidiste entrar en este proyecto?

Yo hice una audición para obtener el personaje. Tenía muchas ganas de saber más de Fausto desde que la leí en el colegio y también quería trabajar en este teatro…

¿Primera vez en el Teatro La Plaza?

Sí…

¿Y qué te pareció la experiencia?

Hermosa. Yo había trabajado como anfitriona vendiendo programas en este mismo teatro. Me había visto todas las obras desde el lado del público y ahora estoy en el escenario [risas]...


Me gustaría escuchar, en tus palabras, una breve descripción de la historia…

Es la historia de un hombre que no está satisfecho con lo que ha conseguido hasta el momento. Es muy inteligente. Está lleno de conocimientos, pero no es feliz….

Porque nadie está conforme con lo que tiene

Sí [risas], la eterna insatisfacción del ser humano. Busca la felicidad, pero no la encuentra. Está al borde del suicidio. No cree que pueda llegar a ser feliz. Entonces, aparece Mefistófeles y le ofrece un trato a cambio de su alma que parece más una apuesta. “Si puedes hacerme feliz, ganas”, piensa Fausto de la propuesta del diablo. Claro, igual Fausto no cree que pueda llegar a hacerlo feliz… 


Te voy a mencionar unos nombres. Por favor, dime qué es lo primero que pasa por tu mente…

Genaro García Frkovich…

Compañero…

Alfonso Santistevan… 

Es una roca [risas]…

Ana Cecilia Natteri…

Mi guía divertida…

Fernando Castañeda…

Siempre dispuesto a todo…

Vania Acinelli…

¡Qué miedo! [risas] Trabajo...


Luego de esta temporada, ¿te volveremos a ver sobre las tablas?

Sí, este año, en octubre…

¿Se puede saber de qué trata o todavía es secreto?

Todavía está como en secreto [risas]…

Y, volviendo a este montaje, ¿sientes que has aprendido algo nuevo o reafirmado algo que ya sabías?

Sí, siento que he aprendido todo y no sólo como trabajo, sino a nivel personal. No basta estar emocionado o tener muchas ganas de hacer las cosas. Hay que hacerlas y trabajar duro. No importa dónde estés. Da igual si estás en un teatro o en un a habitación. Lo que importa es lo que pones de ti misma.


Sobre la obra…

FAUSTO, escrita por el alemán Johann Wolfgang von Goethe se presenta por primera vez en el Teatro La Plaza desde el 30 de abril en una versión libre de Marian Gubbins. Interpretado por Gerardo García Frkovich, el protagonista se nos revela insatisfecho, siempre en busca alcanzar la felicidad y el sentido de la vida. Para lograrlo estará dispuesto a pactar con el  mismo diablo, arriesgándolo todo a fin de obtenerlo todo. Completan el elenco Alfonso Santistevan, Vania Accinelli, Ana Cecilia Natteri, Pilar Nuñez, Joaquín Escobar, Fernando Castañeda, Claret Quea.

La cita es en el Teatro La Plaza este 30 de abril. Las funciones se llevarán a cabo de jueves a martes a las 8:00 pm y los domingos a las 7:00 pm hasta el 23 de junio. Las entradas se encuentran a la venta en Teleticket de Wong y Metro desde S/. 25.00.

Inicio | Contacto

.