LA CHICA DE MAMÁ

Charlando con Gisela Ponce de León

 

Eduardo Marchena Siverio

Imágenes de Eduardo Marchena Siverio

 

Nuevamente sobre las tablas del Teatro Peruano Japonés, su voz resuena en un musical de alta factura bajo la dirección de Juan Carlos Fisher. Bajo la piel de Sophie, una jovencita decidida a averiguar quién es su padre durante la víspera de su boda, Gisela Ponce de León protagoniza   Mamma Mía, una de las obras musicales más famosas y celebradas de todos los tiempos.

Si tuvieras que definir a tu personaje en una sola palabra, ¿cuál elegirías?

Ilusión

Ahora, en la cantidad de palabras que quieras, descríbemela…

Es una chica comprometida con un chico llamado Sky. Decidieron casarse, porque están muy enamorados y son muy impulsivos. Ella ha decidido que su matrimonio es la excusa perfecta para averiguar quién es su padre. Esto también es la búsqueda de su identidad. Tiene tres posibles padres y a partir de eso se genera la serie de enredos de la obra.

¿Te identificas en algo con ella?

Bueno, ella es muy vehemente y tiene mucho ímpetu…

¿Sientes haber aprendido algo como actriz o como cantante?

Siempre se aprende algo. Cantar ABBA es algo súper pop. Hay que estar dando saltitos por aquí y por allá. Hay que estar siempre alerta. Ha sido un buen entrenamiento.


¿Cuál es tu escena favorita?

Cuando mi personaje parece que ya encontró a su padre y cantan una canción juntos.

Te voy a mencionar unos nombres. Por favor dime qué es lo primero que pasa por tu mente…

Juan Carlos Fisher…

Un gran director…

Diego Bertie…

Un gran actor…

Paul Martin…

Mi padre…

Gisela Ponce de León…

¿Qué? No sé, un montón de cosas muy complicadas [risas]…


¿Luego de esto te veremos nuevamente sobre las tablas?

Tendré un unipersonal también en este teatro, aunque recién lo están preparando.

¿Qué consejo le darías a alguien que inicia su carrera en la actuación y la música?

Lo que yo aconsejo siempre es chambear muy duro y no creerse más de lo que uno es…


Inicio | Contacto

.