Los monarcas bajo las estrellas

A propósito de Noche de Reyes, nueva puesta en escena con la que el Teatro Británico homenajea, una vez más, al insigne William Shakespeare

 

 Eduardo Marchena Siverio

Imágenes del Teatro Británico

 

En medio de los encuentros y desencuentros propios de los triángulos amorosos, la historia nos pone en contacto con las vivencias de seres en busca del camino a la felicidad a través de estrategias tan audaces o pretensiosas como sus propias personalidades. La apuesta de Roberto Ángeles es una versión libre del clásico que complementa la dinámica de los diálogos con un lenguaje corporal tan ágil y lúdico que, por momentos, bordea lo infantil. Como niños en medio de un juego carnavalesco, los pretendientes buscan aproximarse a los objetos de su afecto con ingenio, torpeza o malicia.  

 

Iliria, ducado Imaginario de la costa Adriática en el que transcurre la acción, es el escenario de una historia ambientada en la Europa renacentista, pero con una estética visual mucho más cercana a la década de 1920. Allí, un empeñoso duque de Orsino  intentará ganar el corazón de la Olivia, una condesa de singular belleza y carácter decidido. Para llegar a ella, él se valdrá de su protegido, al que usará de mensajero, sin saber que, en realidad, es una joven travestida que lo ama en secreto.

 

Mientras Orsino sueña con su amada y su “amigo” lo ama a él, la criada, el tío, el bufón y otro de los pretendientes de Olivia harán creer a su mayordomo que su patrona está profundamente enamorada de él, lo que le motivará a intentar cortejarla sin saber que ella, a su vez, ya se enamoró del enviado (más bien, enviada) de Orsino.         

 

Los colores vivos en los vestuarios, escenografía y accesorios logran que el entorno se asemeje a una gran casa de muñecas poblada por figuras de juguete que cobran vida en la interpretación de cada uno de los actores. Esto último parece responder a un énfasis del director por enfatizar la artificialidad de los comportamientos propios de quienes buscan aparentar ser mejores de lo que son para expresar su amor u ocultarlo cuando saben (o creen) que no será correspondido.

 

La historia, más allá de todo afán por desatar carcajadas a través de situaciones disparatadas que solemos encontrar en otras obras de Shakespeare, intenta descubrir qué tan limitados (o no)  estamos los seres humanos cada vez que intentamos descifrar nuestros propios sentimientos y guiarnos por la intuición sin terminar lastimados en el intento. La omnipresencia del cielo estrellado, bajo el cual los personajes luchan por sus sueños, nos recuerda la pequeños que son los seres humanos ante la naturaleza y el destino.

 

Con un elenco que incluye actores de la talla de Vanessa Vizcarra, César Ritter, Lizet Chávez, Daniela Camaiora, Eduardo Camino, Alonzo Aguilar, Carlos Galiano, Miguel Torres, Luis Alberto Melgar, Joaquín de Orbegoso y  Héctor Rodríguez, la cita es en el Teatro Británico (Jr. Bellavista 527 – Miraflores), del 22 de Noviembre al 18 de Diciembre 2016. 

 

Inicio | Contacto

.